Dodecálogo

Dodecálogo

  1. Pertenezco con orgullo al Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y me declaro irrevocablemente Patriota, Revolucionario, Antiimperialista y practicante de los valores Socialistas que permitirán preservar el bien más preciado que hemos reconquistado: la Independencia Nacional.
  2. Entiendo que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y demás leyes y reglamentos de la Nación, expresan la voluntad suprema del Pueblo, me comprometo a cumplir y hacer cumplir sus lineamientos para garantizar el estado Social de Derecho y de Justicia, en el marco de la Construcción del Socialismo Bolivariano.
  3. Asumo con total convicción que la obediencia, la disciplina, la subordinación y el respeto a los derechos humanos, son los pilares fundamentales donde asienta las bases de la Institución Armada.
  4. Trabajaré con dedicación y esmero para consolidar los principios fundamentales del Concepto Estratégico Militar, la unión Pueblo – Fuerza Armada y la corresponsabilidad en la Defensa Integral de la Nación.
  5. Seré fiel defensor y celoso divulgador de la Doctrina Militar Bolivariana, en donde la preparación para la lucha armada y no armada, serán la garantía para hacer de Venezuela un territorio inexpugnable.
  6. Dedicaré mis mayores esfuerzos al cultivo de las virtudes morales propias de mi condición de ciudadano y de soldado, desarrollando mi intelecto y mi potencial físico para ponerlo por entero al servicio de la Patria.
  7. Participaré activamente en el desarrollo nacional, para que Venezuela se convierta en un país potencia y con ello asegurar la mayor suma  de seguridad posible para nuestro pueblo.
  8. El valor, la honestidad, la lealtad y la verdad serán los derroteros de mi actuación como Soldado Bolivariano.
  9. Estoy consciente que la organización, el equipamiento y el adiestramiento de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana consolidarán nuestro poderío militar y nos permitirá ser partícipes de la consolidación de un mundo multicéntrico y pluripolar, que garantice la conformación de una zona de paz en Nuestra América y el mundo.
  10. Administraré con justicia e imparcialidad la autoridad que me otorgue el glorioso pueblo venezolano, sin menoscabo de mi solidaridad social.
  11. Cuidaré y vigilaré el uso y mantenimiento adecuados del armamento, vestuario y demás equipos que la Nación haya puesto a disposición de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.
  12. Acepto con gallardía el compromiso de fidelidad que hice ante Dios y la Patria en presencia de la Bandera y estoy decidido a ofrendar hasta la vida si fuese necesario, por defender los más sublimes ideales de Independencia, Soberanía y Justicia Social que nos legó nuestro Padre  Libertador Simón Bolívar y que consolidó el Comandante Supremo de la Revolución Bolivariana Hugo Rafael Chávez Frías.